PuroMarketing

Hace unos años, el boom de las redes sociales hizo que no pocos expertos y analistas empezasen a apuntar a un cambio de rumbo. Ahora que toda la información llegaba por redes sociales, los buscadores iban a empezar a ser mucho menos relevantes. Quienes profetizaban sobre la muerte del buscador tenían claro que el SEO iba a ir siendo cada vez más relevante para las empresas y para las marcas y que los recursos que se dedicaban a ello mejor acabarían en otro lugar. Igualmente, estaban convencidos de que emplear las búsquedas de otra manera para llegar a los consumidores, por ejemplo con anuncios que se posicionaban mientras el consumidor hacía búsquedas, ya no valía la pena.

Y, sin embargo, las cosas no han salido exactamente así. Por un lado, el crecimiento de las redes sociales y su posicionamiento como el elemento de moda y el que las marcas tienen que usar ha tenido un ciclo de crecimiento, auge y ya pinchazo. Los cambios de las reglas del juego por parte de las propias redes sociales, que han hecho con los ajustes de sus algoritmos que cada vez sea más difícil para las marcas y las empresas llegar de forma orgánica a los consumidores, han lastrado la eficiencia de las mismas para conectar con los consumidores.

Por otro lado, las búsquedas no solo no han llegado a morir, sino que además han tenido un momento de crecimiento vinculado al boom de los smartphones. Ahora que siempre estamos conectados y que llevamos en nuestros bolsillos un dispositivo inteligente, lo empleamos para hacer búsquedas y acceder a la información. No ha ocurrido por tanto que las búsquedas hayan desaparecido, sino que simplemente han cambiado.

Y, por tanto, las búsquedas siguen siendo una oportunidad destacada para los responsables de marketing que quieren posicionar a sus marcas, a sus empresas y a sus productos. El mercado de las búsquedas mueve mucho dinero y más que moverá en el futuro inmediato.

El mercado de las búsquedas mueve mucho dinero

De hecho, las últimas estimaciones de Warc señalan que uno de cada cinco dólares que se gasten en 2018 en publicidad en todo el mundo acabarán en el mercado vinculado a las búsquedas. La publicidad en búsquedas moverá 100.500 millones de dólares en 2018, lo que supone no solo una cifra de impacto sino también un crecimiento de dos dígitos. En la comparativa interanual, las búsquedas crecerán un 11% en el mercado de la publicidad.

El móvil será quien se lleve el mejor mordisco de la tarta. Las búsquedas móviles supondrán el 62,4% de todo el dinero que se destine a publicidad móvil, siguiendo la tendencia de los últimos tiempos y mostrando el poder de estas búsquedas en el mercado. En total, serán unos 62.700 millones de dólares. Esta cantidad permite también llegar a una conclusión muy sorprendente: el gasto total que se hace en búsquedas móviles por parte de los anunciantes ha prácticamente doblado sus cantidades desde 2015.

El gran beneficiario de todo esto es Google, que es el buscador rey a nivel global. Su cuota de mercado media a nivel mundial es del 89,3% en móviles.

Búsquedas de imagen y búsquedas de voz

El móvil se beneficia no solo del hecho de que las búsquedas desde el mismo sean cada vez más habituales, sino también del peso creciente de nuevos formatos de búsqueda, como son las búsquedas por voz y las búsquedas por imagen.

De hecho, en el terreno de la voz, quienes emplean estas tecnologías las usan sobre todo para buscar. Un 60% de estos usuarios realiza búsquedas online, un 53% busca información sobre un producto, un 50% hace preguntas, un 42% pregunta direcciones y un 41% lo usa para encontrar información sobre una marca o sobre una compañía.

En este último punto, las búsquedas de voz son además muy importantes porque se establece una respuesta emocional mucho más poderosa - como han demostrado estudios de neuromarketing - de la que se establece con las búsquedas tradicionales.