PuroMarketing

El móvil se ha convertido en una parte cada vez más importante de nuestro día a día. Los consumidores llevan siempre uno de estos dispositivos consigo, lo que hace que cada vez se hagan más cosas desde el terminal. Ya no salimos de compras sin comprobar lo que internet puede decir y ofrecer sobre el producto que queremos comprar o sin hablar con nuestros amigos vía mensajería sobre lo que queremos comprar o lo que estamos haciendo. Todo el proceso se convierte, así, en algo ultra conectado y en el que cada vez entran en juego más elementos y más información.

Pero las empresas no deben tener en cuenta solo que el móvil es cada vez más ubicuo, sino también que este es cada vez más y más importante. Esto es, el móvil no es solo una puerta de acceso a la información que empleamos porque nos acompaña en todo momento, sino que además es una fuente de información que cada vez valoramos más y de forma más decidida. El móvil es una fuente de información que se está convirtiendo cada vez más en de referencia.

De hecho, los consumidores emplean cada vez más el móvil como punto de acceso a la información relevante. Esto es, el móvil es el lugar en el que leemos ya también aquello que es importante y de lo que nos fiamos. Eso es lo que acaba de demostrar un estudio del Pew Research Center, sobre el acceso a las noticias de los adultos estadounidenses.

La cantidad de ciudadanos que accede a la información desde el móvil es mucho más amplia que la que lo hace desde el escritorio. En general, se podría decir que seis de cada 10 adultos leen las noticias desde el móvil.

Un cambio en patrones

En porcentajes, el cambio se puede ver mucho más claro. El 58% de los encuestados accede a la información desde el móvil. Frente a ellos, el 39% lo hace desde el escritorio. El escritorio no ha caído tanto como podría parecer como fuente de información (aunque lo hizo ligeramente en los años anteriores).

En 2013, el número de adultos que leía noticias desde el escritorio era del 35%. Lo que ha cambiado, de forma abrumadora, es la cantidad de quienes lo hacen desde el móvil. El 2013, eran solo el 21%. Ahora ya son ese 58%.

El estudio también muestra cómo cambian las cosas según quién y cómo accede a la información. En términos demográficos, quienes suelen acceder más a la información desde el móvil suelen ser ciudadanos jóvenes, demócratas y personas de color.

Fuente principal de tráfico

A este estudio se pueden sumar las conclusiones de otro elaborado por Chartbeat, que señalaba que el móvil ya era en general la fuente de tráfico principal online. Los consumidores accedían además cada vez más de forma directa a las fuentes de noticias (dejando de pasar por Facebook) y el móvil lograba además más engagement (los tiempos de lectura subían).

Por tanto, las marcas y las empresas deben ser cada vez más conscientes de la importancia del móvil y de su valor. El terminal no es solo una manera más de ampliar el alcance de los mensajes o una pantalla diferente para acceder a esos contenidos, sino una herramienta muy poderosa que está modificando las reglas del juego e impactando en el consumo de información.