PuroMarketing

Cuando las empresas y sus responsables de marketing habían empezado a comprender a los millennials, esa generación que protagonizó el cambio de siglo y que lo hizo obligándoles a comprender muchas cosas y muchas nuevas tendencias, los directivos de marketing y los responsables de las empresas van a volver a tener que sentarse a hacer nuevamente los deberes. Se está produciendo ya la entrada de un segundo grupo generacional en el mercado y los responsables de marketing tienen que hacer nuevamente los deberes y volver a intentar comprender qué quieren y cómo deben responder a sus necesidades.

Es la entrada de la llamada Generación Z en el mercado. Los adolescentes y los jóvenes adultos están empezando a convertirse en consumidores, consumidores a los que las empresas quieren captar, y para lo que tienen que ajustar su estrategia de marketing. ¿Cómo hacerlo? En un análisis en Social Media Week, apuntan varias claves que deberían ser tenidas en cuenta.

Tienes que ofrecer una experiencia que realmente sea digital

Esto parece casi una especie de recomendación y de conclusión lógica. Los miembros de la Generación Z son considerados ya por muchos analistas como la primera generación puramente digital. A diferencia de lo que ocurre con los millennials, que aún recuerdan el mundo sin internet y sin móviles de su primera infancia, los Z no saben ya lo que es - al menos de primera mano - no llevar un smartphone en la mano y no tener conexión a la red.

Esto ha modificado por completo cómo se enfrentan al mundo y ha hecho también que cambien sus expectativas. Como apuntan en el análisis, quieren que lo que las marcas les ofrecen sea cómodo y eficiente y no queda más remedio por tanto que usar de forma efectiva lo que la red permite.

Esta experiencia digital tiene que tener, por otra parte, a veces una visión desprejuiciada de las cosas y no dar nada por sentado. Uno de los problemas está en, por ejemplo, asumir que los Z solo quieren ciertas cosas, como pueden ser las redes sociales, pero sin embargo otros elementos pueden seguir dando buenos resultados, como es el caso del email marketing. Simplemente hay que ajustar lo que los Z buscan a la campaña de email marketing, como puede ser con una experiencia muy personalizada.

Usa como mecanismo de conexión los contenidos visuales e interactivos

Si se quiere llegar a un adolescente, es poco probable que sirva usar un periódico como medio de comunicación. Esto parece ser algo que las empresas y los responsables de estrategia de marketing tienen claro, pero lo que parecen tener menos claro es que - incluso dentro de los medios en los que están presentes, como es el caso de la red - también hay categorías.

No todos los formatos funcionan igual y no todos los canales tienen los mismos resultados. Si se quiere conectar con los Z hay que ser capaces de dominar toda la parte visual de la conversación, lo que en este caso supone emplear vídeos y fotos de forma efectiva y correcta, pero también añadir elementos como emoticonos.

Los miembros de la Generación Z tienen valores

Posiblemente por la influencia del entorno en el que han tenido que crecer y por el impacto que esto tuvo a la hora de formar su visión del mundo, los miembros de la Generación Z no solo tienen muy claros sus valores sino que además se muestran comprometidos con ellos y quieren que las empresas lo hagan también.

Para llegar al corazón del Z, hay que pasar por aquellas cuestiones que a ellos les importan y les motivan, como pueden ser cuestiones sociales o medioambientales. Y hay que hacerlo además de un modo sincero y coherente.

Las tendencias son importantes para comprender qué es lo que a ellos les interesa

Las modas han sido siempre una de las tradicionales preocupaciones de las empresas, ya que les iban permitiendo comprender cuáles son los productos que tienen que posicionar en el mercado. Las modas son las que hacen que se lancen a producir cosas concretas y lo que hace que las tiendas se vean inundadas con ciertos productos que después directamente desaparecen.

Pero a un nivel mucho más profundo - y teniendo en cuenta tendencias más complejas que simplemente que se lleven las cosas de cierto color o con ciertas formas - las modas permiten a las empresas comprender cómo son sus consumidores.

En el caso de los miembros de la Generación Z, esto se convierte en determinante y decisivo, un elemento destacado que les permitirá comprender cómo son sus consumidores y qué están buscando. Muchas de las tendencias que están protagonizando ahora mismo los cambios - no solo en moda sino también en cuestiones más variadas como trabajo, economía o estilos de vida - vienen marcados por lo que a los Z les preocupa.