PuroMarketing

Contar con una marca fuerte y poderosa es uno de los objetivos de la estrategia de marketing. Los responsables de marketing trabajan y se esfuerzan para intentar conseguirlo y utilizan todos los recursos posibles para ello. Las diferentes armas que les da la estrategia de marketing se enfocan a asentar la marca y a aumentar el reconocimiento que los consumidores tienen de ella. Quieren que sus marcas destaquen sobre las otras.

La importancia de la marca fuerte y destacada viene marcada por las necesidades que las marcas y las empresas tienen que enfrentar en este mercado. Ante un espacio cada vez más saturado de marcas y de información, ante unos consumidores a los que cada vez resulta más complicado separar cosas y prestar atención a otras o ante un mercado en el que la competencia es cada vez más atroz, contar con una marca fuerte parece una de las pocas soluciones para parchear estos lastres.

Pero, además, las marcas fuertes tienen un impacto directo en la cuenta de resultados de la empresa. Hacer un buen trabajo de branding y lograr así posicionar mejor a la marca en cuestión no es solo importante en términos de estrategia de marketing, lo es también en lo que a ventas e ingresos se refiere. La fortaleza de la marca tiene un impacto muy positivo en los datos económicos que esta genera.

Y, de hecho, las marcas fuertes crecen en términos de ingresos por encima del mercado.

Eso es lo que acaba de demostrar el último estudio The Prophet Brand Relevance Index, que ha comparado los datos de crecimiento de ingresos de las marcas más relevantes con los datos de las compañías del S&P 500. Durante la última década, a las primeras les ha ido mucho mejor que a las segundas: el crecimiento de las marcas más fuertes ha sido un 28% superior que el de las del índice económico.

Lo que hace a una marca fuerte

¿Qué es una marca fuerte? En las conclusiones del estudio dejan claro que no es ni una cuestión de tamaño ni de familiaridad. Por ejemplo, Facebook es una empresa usada por millones de usuarios, pero la marca como tal no es tan importante - o eso es lo que descubrieron los investigadores - para los consumidores como se podría esperar.

Que te conozcan y que tengas una gran cuenta de resultados no es lo que marca que seas relevante como marca, apuntan, porque no son garantías de éxito de cara al futuro, especialmente en un mercado en el que las cosas cambian tan deprisa. Lo que hace que los consumidores vean a una marca como relevante y fuerte es el impacto que tiene en sus vidas cotidianas. Amazon, que entra en el listado de marcas fuertes y relevantes, es apreciada por los consumidores porque, según ellos, les hace la vida más fácil.

¿Cuáles son las marcas más relevantes del mercado? Entre las que encabezan el listado, se encuentran Android, Google, Samsung, Spotify o Nike, entre otras. Las marcas que se cuelan entre estas posiciones tienen varias cuestiones en común. Según las conclusiones del estudio, las marcas que se convierten en relevantes tienen en común pragmatismo, innovación que penetra entre los consumidores, que son inspiradoras y que los consumidores se 'obsesionan' en cierto modo con ellas.

Además, las marcas se centran en crear valor con sus consumidores, logran conectar con los consumidores y hacer que estos vivan su experiencia de marca y crecen desde dentro (como apuntan en el análisis, los responsables de la compañía están siempre logrando encontrar nuevas vías para que usemos sus productos).