PuroMarketing

Uno de los medidores del éxito que se emplean en los últimos tiempos para comprender la magnitud del alcance de los grandes jugadores de la red es el de comparar sus números con la población mundial. Es el clásico ejemplo que aparece de vez en cuando de 'si Facebook fuese un país sería el país que ocuparía tal posición en el ranking global de población'.

La comparación tiene gancho, es llamativa y, sobre todo, es una manera muy sencilla de comprender el alcance que tienen estos nuevos jugadores y cuál es su penetración en el mercado de los contenidos y de la red.

Y ahora ha llegado el turno de hacer las comparaciones con YouTube. La plataforma de vídeos acaba de dar cifras de usuarios globales. Según sus datos, algo más de 1.800 millones de usuarios emplean de forma mensual la plataforma y acceden por tanto a ver vídeos en ella.

Solo hay que cruzar estos datos con los totales de población mundial para tener una visión más clara y completa del alcance de la red de vídeos. Como apuntan en Quartz, si se tiene en cuenta que en la población mundial hay una cantidad estimada de 7.600 personas, la cantidad supone que una cuarta parte de la población mundial ha accedido a YouTube.

La cantidad es además más impresionante si se tiene en cuenta otro dato. La cifra es la de los usuarios que accedieron de forma registrada a la plataforma. Esto es, son usuarios que vieron sus vídeos logueados con su cuenta (y si se tiene en cuenta que una cuenta Google ya hace que se esté logueado es fácil ver cómo esto ha ocurrido).

La importancia de estos números

Estos números son muy interesantes más allá de la curiosidad y más allá del simple titular llamativo de cuántas personas emplean o no YouTube. De entrada, la cantidad es muy relevante en el mercado publicitario.

De hecho, la cifra fue hecha pública por YouTube en un evento en el que presentaba sus contenidos a anunciantes (a los que obviamente estaba intentando cortejar). Para los anunciantes, los números son una manera de demostrarles el poderío de la plataforma y de convencerles de que tienen que invertir en ella.

Esta es una cuestión muy importante para YouTube a la luz de los últimos escándalos que ha protagonizado. Teniendo en cuenta que la plataforma se ha enfrentado a varios escándalos en términos de publicidad, los datos se pueden convertir en una suerte de golpe para hacer olvidar esas cuestiones y convencer del poder de la herramienta.

Pero la cantidad de usuarios que acceden a YouTube no es solo una suerte de caramelo para la plataforma en su relación con marcas y empresas, sino también una pista de cómo están cambiando los tiempos y lo que debe hacerse en ellos. El éxito de la plataforma demuestra que los consumidores están cada vez más y más interesados en el vídeo y que buscan cada vez más acceder a este tipo de contenidos. Los espectadores quieren vídeos y van a donde estos están.

Esto señala qué camino se debe tomar en términos de estrategia, pero no solo en cuestiones de dónde meter publicidad sino también de qué tipo de contenidos se deben hacer para llegar al consumidor. El espectador está ahí y las marcas tienen que tenerlo en cuenta en su estrategia de marketing de contenidos.