PuroMarketing

Era una novedad más o menos esperada. Las filtraciones de prensa ya apuntaban a que Instagram iba a intentar lanzarse a por un trozo más grande de la tarta del mercado del vídeo. La red social se estaba preparando para lanzar una herramienta que permitiese a sus usuarios subir vídeos de larga duración.

La red social acaba de anunciar el inmediato lanzamiento de IGTV, una app propia y separada de la red social que permitirá subir vídeos de hasta una hora de duración. Los vídeos serán además verticales. Si el hecho de que los vídeos estén fuera del universo de Instagram puede parecer un movimiento arriesgado, en realidad no lo es tanto. Dentro de la propia app de la red social, IGTV tendrá su propio espacio.

Dentro de la app, los contenidos se organizarán en diferentes canales y se le recomendarán también de un modo más o menos personalizado a los usuarios (lo típico de 'esto puede interesarte'). IGTV llegará en las próximas semanas como app tanto a Android como a iOS.

"Es mobile first, es sencillo y es de calidad", señalaba Systrom sobre la herramienta.

Vídeos sin monetización

Por el momento, los vídeos en IGTV serán casi como un trabajo gratis. En su lanzamiento, no solo los vídeos serán gratis sino que además no tendrán ninguna manera directa de monetización. Kevin Systrom, el CEO de Instagram, ha explicado, eso sí, que planean lanzar opciones para monetizar estos contenidos en un futuro.

Por ahora, Instagram ha decidido centrarse en construir la experiencia de uso, aunque los vídeos podrán contar con links en la descripción de los contenidos (algo que no pasa en Instagram en general). Los creadores podrán monetizar los vídeos de forma indirecta, haciendo marketing de contenidos, introduciendo product placement y apostando por elementos semejantes.

Guerra contra YouTube

Quizás, por eso, en un primer momento IGTV no parezca un elemento tan peligroso en la guerra por los creadores aunque, sin embargo, lo es.

En la presentación de la herramienta ya estaban presentes tres creadores de contenidos y en los análisis sobre su futuro y sobre lo que permitirá hacer el robar creadores a YouTube parece casi una cosa esperable, especialmente teniendo en cuenta que en los últimos tiempos ganar dinero con los vídeos de YouTube se ha vuelto más y más complicado y que los creadores de contenidos están por tanto muy abiertos a las alternativas.

La próxima gran guerra de contenidos enfrentará, por lo tanto, a Instagram y a YouTube. Snapchat sería la otra gran víctima del movimiento, aunque esa red social / app está muy limitada a un mercado concreto.

Instagram ya ha logrado captar a algunos de sus influencers para que publiquen contenidos, como Kim Kardashian West o Selena Gomez. La gran cuestión está en si conseguirá, como hizo Facebook en un primer momento, arrastrar a algunos de los creadores destacados de YouTube. Facebook se había posicionado con fuerza, aunque el movimiento no había logrado tumbar a YouTube posiblemente en parte porque, como ahora hace Instagram, no ofrecía una manera clara de hacer caja.