PuroMarketing

La llegada del verano implica muchas cosas. Los consumidores cambian de hábitos, se van de vacaciones y modifican sus pautas de consumo. Las marcas y las empresas tienen que ajustarse a estos cambios, pero también deben tener en cuenta todo lo que el verano implica en riesgos (tienen menos personal, suelen tender a pensar que el verano es menos importante) y en oportunidades. El verano debe ser aprovechado, pero para ello hay que jugar con las armas más apropiadas para estas fechas.

Igual que en Navidad se juega con los elementos determinantes para la campaña navideña, en verano hay que tener en cuenta las características especiales de este período. Las marcas y las empresas tienen que ajustar sus mensajes a los códigos veraniegos y tienen que posicionarse partiendo también de lo que sus consumidores hacen en verano.

En verano, al fin y al cabo, consumimos contenidos de forma diferente, usamos más unos servicios que otros y damos más importancia a unos elementos frente a otros. Y por eso no sorprende descubrir que durante el verano la publicidad en ciertos servicios móviles crece.

Eso es lo que acaba de demostrar un estudio sobre publicidad y servicios de navegación. Durante el verano, al ser tiempo de vacaciones, se producen más desplazamientos, lo que hace que se usen mucho más los sistemas de navegación. Las aplicaciones de mapas son por tanto populares en verano y se convierten en el elemento de interés de los anunciantes.

Las apps más populares del mercado, como Google Maps y Waze, han empezado a contar con nuevos servicios publicitarios. La lógica es, por tanto, y como publican en eMarketer, que en verano se vean más anuncios en estos dispositivos.

Los números que explican esto

Los datos de los estudios permiten marcar estas cuestiones. Según datos de eMarketer sobre el mercado estadounidense, el 66% de los usuarios de apps en smartphones emplea una app de navegación o de mapas al menos una vez al mes.

Las apps se usan además para buscar a dónde ir: son la fuente de información que guía el viaje. Según un estudio de The Manifest, el 87% de los usuarios de estas apps las emplea para que le vaya dando direcciones.

De todas las apps, Google es el gran jugador en el mercado. Google Mapas es la app más empleada, con cuatro veces más usuarios que la competencia. Pero incluso entre la competencia, Google está presente con un caballo ganador. Las apps que compiten contra Mapas son Apple Maps y Waze. La última es propiedad de Google también.

Todo ello hace que el mercado esté no solo muy preparado para la publicidad, sino también asociado a uno de los grandes jugadores publicitarios online. Los anuncios en Google Maps son ya el 6% de todas las búsquedas de marcas en la plataforma de Google, según un estudio. Google está simplificando aún más cómo poder anunciarse en sus mapas, así que el número podría aumentar.

Los mapas son por tanto un elemento con un potencial emergente en la industria de la publicidad y sobre todo una oportunidad para posicionarse no tanto para los gigantes sino para las pequeñas empresas locales. Al fin y al cabo, ellas son las que están más presentes allá donde van los consumidores.