PuroMarketing

Los analistas y los expertos llevan augurándolo ya unos cuantos meses y llevan esperando que llegue el momento ya un cierto tiempo. Amazon se va a convertir en uno de los grandes jugadores de la publicidad en internet y va a acumular cada vez más un cada vez más creciente poder. El gigante del ecommerce ya ingresa por publicidad más de lo que ingresan algunas redes sociales (por ejemplo, Twitter) pero ese no es su límite, o al menos eso es lo que creen los analistas.

De hecho, en el último trimestre su división publicitaria creció en un 130% en ingresos de forma interanual. Amazon, apuntan los investigadores, jugará con la ventaja de posicionar sus anuncios en un lugar en el que controlan todo lo que ocurre y en el que los estándares están bastante claros. Y además aún queda mucho margen posible por conquistar, ya que lo que está haciendo ahora en publicidad y sobre todo el cómo los anunciantes lo están usando aún deja mucho terreno para crecer y para aumentar las cuentas publicitarias y los ingresos asociados a ella.

Y Amazon parece que está encaminada para cumplir con las previsiones y las expectativas de los analistas y de los expertos. La compañía acaba de simplificar su posición en el mercado publicitarios, haciendo más sencilla su oferta en este terreno. Los diferentes servicios y plataformas que empleaba para llegar al mercado publicitario acaban de ser simplificados bajo una única cabecera, con un rebranding.

Ahora se llama Amazon Advertising y no solo deja más claro qué son y qué quieren sino también hace más sencillo para sus potenciales clientes encontrarlo. En lugar de varios elementos, ahora lo tendrán todo en un punto.

Pero la clave no está solo en los nombres y las plataformas de acceso, sino también en dónde y cómo se sirven los anuncios. A los anunciantes al fin y al cabo los nombres del servicio les importan mucho menos que el dónde se sirven sus anuncios. Y ahí Amazon también parece estar tomando medidas y haciendo cambios, porque ahora es mucho más fácil que nunca encontrar espacios publicitarios entre lo que Amazon sirve.

Amazon está llenando sus páginas de resultados de búsqueda de publicidad, como acaban de demostrar en un análisis realizado por Recode.

Encontrar anuncios, cada vez más fácil

Como explican en las conclusiones del análisis, si se tiene la sensación de que Amazon está lleno de anuncios, es porque lo está (al menos la versión anglosajona del servicio, aunque los anuncios que han encontrado en el análisis también se pueden encontrar en las versiones de la tienda en otros países). Una búsqueda de producto hace que lo primero que se encuentre sean directamente anuncios.

Los tres primeros productos son anuncios, con su mensaje de patrocinado. En móvil, esos tres anuncios ocupan la primera página de contenidos. Tras estos anuncios patrocinados, aparecen los productos de marcas de Amazon (ellos hicieron la búsqueda usando 'cereales' como palabra clave y se encontraron con los cereales de Whole Foods de su marca blanca en ese punto). Solo tras pasar por estos productos se llegan a los resultados de búsqueda orgánicos de los productos a disposición del consumidor.

Los anuncios están presentes además en todo tipo de búsquedas. En el test que realizaron en el medio estadounidense probaron a buscar desde marcas y productos concretos a cosas mucho más amplias o términos que resultaban mucho más vagos y abiertos a más resultados. En todos ellos se encontraron con anuncios de diferentes marcas y diferentes productos.

8 de cada 100 visitas

Lo que hace Amazon es, al final, lo que han hecho la mayoría de las compañías que permiten realizar búsquedas. No hay más que buscar un término en Google para ver cómo los primeros resultados son directamente anuncios.

Y, como ocurre en los buscadores, el interés de las marcas por ello tiene una razón de ser. "Nadie está yendo más allá de la primera página cuando hace búsquedas", explica a Recode un experto en marketing digital. Para que el consumidor los encuentre, tienen que ser capaces de estar en la primera página. Esto implica hacer SEO y, sobre todo, comprar publicidad para estar ahí donde los consumidores lo buscan.

El 8% de las visitas a página de productos de Amazon ya viene de anuncios dentro de la tienda, según un estudio de Jumpshot para el mes de mayo. En enero de 2017 solo era el 3%.