TOP CONSULTANT Competitividad para organizaciones y directivos. Alta dirección, marketing, management...
PuroMarketing

El marketing es un mundo libre. Eso creen algunos que se llaman profesionales del ramo. En marketing no todo debe valer, no todo vale…. A través de las iniciativas, acciones, campañas e intenciones comerciales que visualizamos o vivimos con frecuencia, podemos apreciar que no todas ellas, incluso diría que, demasiadas en mi opinión, están carentes de talento. ¿Falta talento en marketing?...

El mundo no es mejor ni más beneficioso para todos/as, porque lo maneja la mediocridad. Este es un convencimiento que tengo. Ya hace algún tiempo que compartí temas muy relacionados con el talento y prometo no volver a repetirme. Si seguís mis contenidos, también sabréis que para mí el único talento válido en la empresa (y en la vida en general) es el talento orientado. Es en este concepto y más concretamente relacionado con el mundo del marketing, lo que me gustaría compartir en este post.

Ya dejé claro que recursos son necesarios en el marketing para poder optar al éxito. Pues bien, dentro de esos recursos comentaba que el talento orientado era fundamental para hacer un marketing eficiente y productivo para la marca y la empresa. ¿Por qué retomo este tema?, pues porque en los escenarios comerciales en los que nos movemos, cada vez visualizo más campañas carentes de talento, y lo que me preocupa no es eso, pues el cliente determina el éxito de esas campañas o no, sino que se dan como buenas o que se aceptan sin más, por parte de la empresa implicada e incluso de otros profesionales del ramo.

Se utilizan generalizaciones que se dan como válidas para llegar a los clientes con campañas de marketing, y se propone que se hagan bien con el humor, tocando la fibra y las emociones, fomentando el compromiso, etc… y todo es cierto, no siempre generalizable, pero si útil, ya que todos los perfiles de target no aceptan estos valores por igual y luego está la práctica de cómo lo lleve a la realidad los especialistas de marketing.

Es esta aplicación de esas seudo verdades que funcionan en marketing, las que muestran talento o no. Os pongo como ejemplo como he podido ver campañas de precios bajos utilizando acciones de street marketing donde los protagonistas son personas pequeñas repartiendo folletos, o he presenciado campañas de sensibilización donde se deja muy en tela de juicio la dignidad de las personas que aparecen en la campaña, he podido escuchar como intentan hacer reír en un programa de radio a través de meterse (literalmente, sin más argumento que la burla por la burla, sin ningún tipo de razón que provoque esa crítica, simplemente vejar por hacer reír) con personas o ciudades sin ningún tipo de cortapisa, ni limite… pues todo ello para mí, es no tener talento a la hora de crear o desarrollar campañas de marketing. Puede que se sepan (como mucho) la teoría del marketing, pero no saben hacer marketing

El talento en marketing se demuestra conectando los valores de la marca con los deseos de los clientes, pero siempre de forma constructiva y beneficiosa para la sociedad que produzca orgullo de pertenencia en el cliente. Es relativamente fácil, como hacen en determinados programas de televisión cebar y dar el morbo, la mentira o la desgracia ajena, para vender, pero que lo hagan y tengan audiencia no quiere decir, en mi opinión, que tengan talento para hacerlo, pues acudir a la bajeza es lo fácil, solo que saben que para cierta audiencia eso funciona, pero no siempre el éxito, ese éxito, es muestra de talento. Siempre creí que el marketing, todo el marketing, tiene que tener una finalidad social de mejora. Es un problema que muchas personas no compartan esta forma de ver esta disciplina, pero para mí no existe otra manera de verlo. Pienso que todo lo relacionado con difundir, divulgar, vender productos o servicios perjudiciales o ganar adeptos en valores y comportamientos inapropiados o nocivos para la sociedad, puede que utilicen, de hecho utilizan el marketing antisocial, pero no admito que se acepte sin más, pues creo que el propósito del marketing es aportar bienestar social.

El talento en marketing se muestra de formas muy diferentes, os dejo algunas:

  • Con creatividad
  • Con ingenio
  • Sin molestar a nadie
  • Con respeto
  • Con manejo de recursos diferentes o con los mismo de todo el mundo, pero de forma diferentes
  • Consiguiendo los objetivos reforzando la reputación de la marca y ganando adeptos de calidad
  • Aumentado el índice de fidelización de clientes y su rentabilidad, a través de valores socialmente positivos
  • Haciendo sentirse orgullosos a los clientes y a la sociedad, de la marca
  • Cuando se consigue hacer un marketing social que además es eficiente a nivel de ventas, de impacto, de reputación
  • Cuando se logra un engagement potente de clientes y trabajadores por el carisma que irradia la marca
  • Cuando se conocen y no se trasvasan los límites éticos, sociales y de respeto que impone la marca, y aun así se tiene éxito y se hace crecer a la misma
  • Cuando se posiciona a la marca como referente social con acciones, campañas, iniciativas, argumentarios y genera deseos por formar parte de sus seguidores

Son muchos/as los que siguen manteniendo "que se hable de nosotros, aunque sea bien…" esa premisa es el todo vale por la notoriedad, pero eso es una visión minimalista e incluso errónea del marketing o al menos del marketing eficiente del que trato de hablaros en este foro. Y el talento es condición necesaria para realizarlo.

Confundir notoriedad, ventas, audiencia, impacto social con marketing eficiente es no saber de qué va esto último. Y no porque el marketing no necesite de notoriedad, de audiencias o de impacto social, por supuesto que sí, pero no de cualquier forma y a cualquier precio. Esto es muy importante dejarlo claro pues son muchas las empresas o "profesionales del marketing" que creen que cuando su iniciativa sale en televisión o tiene una repercusión masiva, el marketing ha sido bueno y que esto tendrá como resultado vender mucho… depende de porqué salga su iniciativa en los medios, ya que todos conocemos muchas empresas que desaparecieron y/o tuvieron que cerrar por una iniciativa tan llamativa que fue criticada, fulminó su reputación y el mercado y los clientes le dieron la espalda obteniendo como resultado la quiebra de la empresa por crisis.

Son tantas las limitaciones y los valores positivos a difundir a través del marketing, y lo complicado que es hacer un marketing del tipo que defiendo, que es normal que muchos decidan tomar el camino para hacerse ver de utilizar la bajeza, la "agresión", la chabacanearía, el morbo, etc…, por lo que el recursos más importante para esta misión que se me ocurre es el talento de los profesionales y de la empresa, sin talento se caerá en el dato y no en la cualidad de la campaña. El marketing que no aporta beneficios reales a la sociedad solo se queda en llamar a la atención y esto tiene un recorrido corto en cuanto a resultados e impacto.

TOP CONSULTANT Competitividad para organizaciones y directivos. Alta dirección, marketing, management...