PuroMarketing

¿Van a ser los vídeos de larga duración el próximo caballo de batalla de las grandes compañías tech que juegan online o en realidad lo están siendo ya? En un primer momento, los contenidos de larga duración parecían material para los jugadores que habían nacido para ello. Eran, al final, los contenidos de plataformas como Netflix, Hulu, Amazon o HBO, que habían nacido - o se habían añadido en el último caso - a la red como espacio para llegar al consumidor. Eran los grandes jugadores del vídeo bajo demanda y quienes estaban marcando las cosas para la industria en este terreno. Eran quienes estaban convirtiéndose en la pesadilla de las televisiones y en sus vampiros en términos de audiencia.

Los otros jugadores online se posicionaban en las antípodas de lo que esto suponían en términos de vídeos y de contenidos audiovisuales. Ellos no buscaban en un primer momento el llegar a ese consumidor de contenidos que quería no solo vídeos de mayor duración sino también de una calidad profesional. El mejor modelo de a lo que aspiraban estaba en YouTube, una plataforma para vídeos de más corta duración en la que los usuarios subían sus propios vídeos. No se esperaba ver un vídeo de más de unos pocos minutos.

Pero las cosas han cambiado. El vídeo longform se ha convertido en la última gran tendencia y en la que todos quieren jugar. No se trata ya solo de que Netflix o Amazon compitan contra la tele, sino ya también que Facebook y YouTube también lo quieren hacer. Y, por supuesto, todos ellos compiten entre todos ellos. Todos están intentando entrar en el terreno de los contenidos de entretenimiento y hasta de información.

Lo que Facebook muestra

Facebook es uno de los ejemplos claros de cómo han cambiado las reglas del juego. La red social estaba en un primer momento intentando posicionarse como la gran alternativa a YouTube en lo que vídeos se refiere y con ello estaba potenciando que usuarios y páginas subieran vídeos cortos y que funcionasen además también en el feed (era la era del vídeo que se veía sin sonido). Sin embargo, ahora está cambiando de tornas y está apostando por vídeos más elaborados y de mayor calidad.

Es lo que ocurre con su pestaña Watch, que ya funciona en Estados Unidos y donde está subiendo programación exclusiva gracias a diversos acuerdos (y dónde empezará a meter series). Ahora Facebook ha llegado a acuerdos con compañías especializadas en información para tener también su propio 'telediario'. ABC, CNN o Fox News empezarán este verano a subir noticias y contenido informativo exclusivo a Watch. Facebook meterá dinero en estos contenidos, aunque no se sabe cuánto.

El vídeo longform llegará a Instagram

Pero esta no es más que una pista de cómo la gran guerra online que se avecina es la guerra del vídeo de larga duración. Instagram, la red de fotos y que permite ahora subir los vídeos más cortos de todas las grandes redes sociales, podría estar a punto de abrir la puerta al vídeo de larga duración.

Según acaba de adelantar la prensa estadounidense, la red social está trabajando en una nueva característica que permitirá publicar vídeos de larga duración. Como máximo podrán durar hasta una hora. La red social quiere centrarlo, además, en los vídeos verticales, siguiendo con las pautas de diseño que ya protagonizan y marcan las Stories y haciendo además que se vincule mucho al entorno móvil.

Por ahora aún no se sabe si Instagram incluirá esta funcionalidad en sus Stories o si será una nueva característica para su feed. Sea como sea, la idea le dará una nueva fortaleza en el terreno del vídeo.

Con el movimiento, Instagram se posicionaría con nuevas fuerzas en la batalla del vídeo y, sobre todo, se posicionaría de un modo más claro y alternativo a su casa madre, Facebook.