PuroMarketing

Los contenidos son una de las partes cruciales de la estrategia de marketing online de las empresas. Funcionan muy bien, conectan con los consumidores y se ven de un modo positivo. No son spam de la marca, sino un elemento añadido, algo que tiene un valor que va más allá del simple mensaje corporativo.

Pero las marcas y las empresas tienen que mantenerse siempre al día. El éxito del marketing de contenidos no está solo en crear contenidos, sino también en crear los contenidos que el consumidor quiere recibir y aquellos con los que genera más engagement. ¿Y cuáles son los contenidos que mejor funcionan? La clave está en analizar las tendencias, como han hecho en Business2Community.

De su análisis se pueden identificar 5 grandes contenidos que son los que dominan en popularidad y los que son emergentes en la estrategia de marketing de contenidos.

Gifs

Tras reinar en los primeros años de la red y ser considerados prácticamente el mal en los siguientes (y eclipsarse así de toda estrategia de marca que se preciase), los gifs han vuelto en los últimos años con muchísima fuerza. Las redes sociales los han ido incorporando poco a poco y su presencia se ha hecho ubicua. Los gifs se han convertido ahora no solo en un lenguaje que las marcas tienen que dominar, sino también en un elemento que pueden usar para su propio provecho.

En lugar de simplemente usar los gifs que circulan por la red, las propias marcas y empresas pueden crear sus propios gifs y dejarlos en manos de los consumidores para que los incorporen a sus conversaciones. Netflix puede ser un ejemplo para comprender cómo hacerlo. La plataforma VoD ha generado muchos gifs de sus series de moda (no hay más que ver lo que hace con Paquita Salas en España), que se acaban luego viralizando.

Memes

Memes y gifs no son la misma cosa, aunque parten de los mismos puntos fuertes y de las mismas cuestiones básicas. Los memes también son divertidos, son fáciles de comprender y tienen un mensaje con el que es fácil de empatizar. Cuando las marcas los emplean de forma correcta, se convierten en un elemento viral y logran un engagement muy elevado.

Además, demuestran que la empresa está a la última, que conoce los temas del momento y que entran en las conversaciones. Por poner otro ejemplo cercano, Desatranques Jaén (la empresa que se hizo viral con una canción y supo aprovechar el tirón) acaba de hacerlo con una imagen del - viral - último videoclip de la cantante Rosalía.

Es interesante además tener en cuenta los datos de los estudios: uno sobre millennials señalaba que el 36% de ellos reconocía que la mejor forma de expresar sus emociones eran los gifs y los memes.

Listas de puntos

Lo que en inglés se llama checklist y lo que todos hemos hecho en alguna ocasión para no olvidarnos en el supermercado de las cosas o de meter en la maleta todo lo que tenemos que llevar de viaje. Las listas de puntos son una sorprendente tendencia en marketing de contenidos, espcialmente en el mercado B2B. Según apuntan los análisis, el 60% de los responsables de marketing de contenidos B2B reconoce que es el contenido que les genera más engagement.

Son contenidos - especialmente cuando se hacen interactivos - que van a tener una clara respuesta de los consumidores. Además, ayudan a asentar la imagen de la marca o de la empresa como experta en un terreno concreto.

Historias emocionales y positivas

Es el boom de lo feel good. No solo triunfa en las tazas que se han convertido en el regalo recurrente cuando no sabes qué regalarle a alguien, sino también en lo que funciona mejor en redes sociales. Las historias feel good, historias con emociones y positivas, fueron el contenido estrella de 2017 en Facebook: es el tipo de contenidos que los consumidores más comparten. Su estrella no se ha apagado y los internautas siguen recibiendo bien las historias positivas y compartiéndolas con amigos y familiares. Las empresas pueden aprovechar el tirón y posicionarse a partir de ellas.

Tests

Parecía que habían tenido su momento hace unos años, pero lo cierto es que no acaban de morir. Los tests siguen siendo muy populares. Dos, de hecho, fueron los contenidos más compartidos en Facebook en todo 2017. Uno sobre errores de gramática fue el cuarto, solo superado por Despacito y una canción de Ed Sheeran y por una noticia sobre la muerte de un famoso. A los consumidores les siguen gustando los tests, especialmente cuando son divertidos o cuando les permiten descubrir más sobre ellos mismos.